La noche de ayer fue una noche que sin duda marca un antes y un después de mi forma de pensar algunas cosas, y es que me siento un poco confundido con mi forma de reaccionar en ciertos eventos de vida, por lo que he decido recapacitar lo más profundo que se pueda, y sé que estaré decidido en ello.

Amo a la mujer que conocí hace algunos años, y es una mujer que merece todo mi respeto y mi apoyo.

Recapacitando 1

La imagen aquí puesta dice mucho, dice todo lo que ocurrió, el proceso a mejorar e incluso un mensaje de ánimo debido a mi sobrepeso, y es que estoy redondo, pesando más de 100 kg y sin la intención de hacer el trabajo por bajar.

Pero ¡¡¡BASTA!!, haré lo máximo por reponer, haré mi parte, haré el cambio.